Un día me topé con Pública 14, no sé si navegando, a través de redes sociales o directamente como recomendación de alguien. Y, como es obvio, decidí que Talents United tenía que asistir al evento. Luego vino la breve conversación con Antonella Broglia sobre el proyecto y 10×10 Pública y el resto fue cuesta abajo.

Juan Pastor dirigiendo el Networking de startups
Juan Pastor dirigiendo el Networking de startups

Nuestro proyecto resultó ser uno de los 15 seleccionados para ser presentado en público de entre los cerca de 150 proyectos que se presentaron. Pero no un público cualquiera, un público plagado de artistas y profesionales del mundo de la cultura. Un público que para nuestro proyecto suponía un bautismo de fuego.

Antonella conversando con emprendedoras culturales
Antonella conversando con emprendedoras culturales

Internet, a veces, tiene esa barrera de la distancia que te permite ser un intruso, un outsider sin necesidad de la lucha cuerpo a cuerpo; esa que te conforma, que te confiere carácter y que, en ocasiones, hasta te desangra. Sin embargo, en Pública 14 teníamos el reto y la oportunidad de tener un primer encuentro cuerpo a cuerpo.

El primer día, jueves 30, cerca de 50 proyectos finalistas tuvimos la oportunidad de conocernos jugando al networking bajo la diestra batuta de Juan Pastor, amigo de pasadas batallas que me alegró ver por allí.

Así es como conocí algunos proyectos sobre los que tengo que volver porque creo que podemos hacer cosas interesantes juntos: Réflex, La Malhablada, Escapararte, El apuntador, eSpectacular Kids, Cuentos para el andén, PeopleArt factory,  ARQ Patrimonio, Encartel, La estación central o Las ciento volando, por citar algunos de los que tengo más frescos (que me disculpen el resto porque mi memoria es penosa pero sus proyectos no)

Al final, muchas buenas sensaciones y la decepción de no ganar (habríamos destinado los 1.000€ del premio para lanzar un nuevo reto a nuestros artistas en Talents United), pero la convicción de que ganaron merecidamente tres proyectos muy especiales e interesantes: El Konvent, un espacio expositivo muy peculiar, ubicado en un antiguo convento perdido en un pueblo a más de 100 Km. de Barcelona; Gamestart, un proyecto lúdico-formativo a caballo entre el arte, la robótica y el stop-motion que llevan a cabo los chicos de Arsgames; y Redetejas, una propuesta para activar las azoteas las azoteas urbanas de Sevilla como espacios culturales compartidos.

 

 

Deja un comentario