Tenía pendiente este post que cierra la trilogía de los TEDx madrileños, pero la carga de trabajo, mi falta de organización o ambas cosas bien combinadas, han hecho imposible que abordara antes esta tarea. Sin embargo, como debió pensar Don Juan Tenorio a las puertas del infierno, todo llega.

El TEDxSol, organizado y desplegado el 5 de octubre con mucho entusiasmo por un grupo de amigos inquietos, resultó muy consistente a pesar de ser una primera edición y haber sido concebido con cierta timidez. La mayoría de las charlas resultaron muy interesantes y, aunque faltó cierto ritmo en ocasiones y en algunos aspectos recordó demasiado a los congresos convencionales, la gente que allí nos reunimos pusimos ganas y afición para redondear la buena labor de ponentes y organización. Estoy impaciente por ver cómo es la segunda edición que a buen seguro será mucho mejor.

TEDxSol primera edición el martes 5 de octubre de 2010. Foto: TEDxSol
TEDxSol primera edición el martes 5 de octubre de 2010. Foto: TEDxSol

La primera ponencia, que parecía muy interesante, me la perdí por llegar con 5 minutos de retraso. Medí mal el trayecto a pie desde mi casa hasta el Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde se celebraba el evento, y ya no me permitieron entrar hasta la siguiente exposición. Este me resultó un hecho extraño para unos eventos como los TED, que alardean de lo que podríamos llamar “respetuosa informalidad” en un intento de preservar la esencia del contenido frente a la variabilidad de las circunstancias personales. Quizá la elección del Círculo de Bellas Artes fue buena, pero la sala asignada limitaba las posibilidades de una atención informal de las sesiones. Sea como fuere, parece que afortunadamente (lamentablemente para mí) sólo se restringió el acceso a la sala durante la primera sesión.

El resto de sesiones fueron todas de un buen nivel aunque, en mi humilde opinión, sólo algunas podrían calificarse de brillantes. En general creo que la mayoría de ponentes, acostumbrados a conferenciar en eventos más convencionales, se encontraron un poco incómodos con al formato, la brevedad de sus exposiciones y la proximidad con los asistentes. Con algunos, como con Beatriz Muñoz-Seca y Carlos Jiménez, tuve además la sensación de que no habían conseguido aunar discurso, tiempo de exposición y concepto, pero que era una verdadera lástima que se nos escaparan vivos de allí.

Me gustaron especialmente, por las ideas, propuestas e inquietudes que me generaron, Alejandro Zahera, a pesar de que no hiló un discurso muy permeable con la audiencia, Iván Mañero e Iván Ferreiro (iba de “Ivanes” la cosa).

Iván Mañero buscando remover conciencias. Foto: TEDxSol
Iván Mañero buscando remover conciencias. Foto: TEDxSol

Las ideas que expuso Alejandro Zahera sobre las nuevas tendencias arquitectónicas de las envolventes de las construcciones me pareció aparentemente obvia pero profundamente revolucionaria. Estas tendencias tratan la envolvente como una membrana que, más allá de aislar y generar un microclima controlado en el interior, debe regular los flujos energéticos entre el interior y exterior de la vivienda. Imagino que me interesó especialmente por no ser arquitecto, pero ver las ciudades como ecosistemas o como seres vivos complejos compuestos por células (edificios) que utilizan inteligentemente sus membranas exteriores para interactuar y regular, supuso para mi un cambio radical de perspectiva. Lástima que, como digo, Alejandro no terminara de enlazar el discurso de una forma fluida y locuaz.

Iván Mañero atacó todo un mundo de prejuicios, ignorancia y tabúes alrededor de la transexualidad. Desconozco si la argumentación, en muchos puntos controvertida, tenía suficiente base médica y científica, pero es cierto que abordó el tema de un modo muy sagaz y directo. También tiró de cierta procacidad utilizando imágenes médicas explícitas, tanto de genitales (que curiosamente siempre provocan turbación incluso entre adultos racionales) como de intervenciones quirúrgicas algo sanguinolentas, no aptas para ojos sensibles. En definitiva me pareció una apuesta valiente para justificar una ayuda clínica a personas socialmente muy maltratadas aunque, en el fondo, no debería hacer falta dicha justificación desde mi perspectiva.

Iván Ferreiro haciendo entrega de su 'sorpresa'. Foto: TEDxSol
Iván Ferreiro haciendo entrega de su ‘sorpresa’. Foto: TEDxSol

La de Iván Ferreiro fue una charla sorpresa y un soplo de aire fresco en la sala que nos hizo irnos al descanso con un par de ideas interesantes sobre la verdad y la mentira y con una sonrisa. Ferreiro hizo gala de tablas obsequiándonos con un stand up al más puro estilo clásico del género. Sin papeles, arrancándonos sonrisas y risas, sin parar de moverse, armado con la palabra y la interpretación, nos llevó desde las tiernas mentiras infantiles cargadas de anhelos, fantasía y culpabilidad hasta la poseia, cargada de bellas falsedades que permiten tejer una percepción idílica en la que sustentar nuestros sueños. Fue una muy buena sorpresa.

Que no se me cabreen el resto, en especial Víctor González, cuya ponencia me interesó mucho desde una perspectiva sesgada por gustos pesronales. En general todos resultaron muy interesantes, pero no pretendo hacer un análisis exhaustivo y tampoco una crítica objetiva y sesuda, sólo reseñar algunas ideas y ponentes que dejaron más huella que otros. Tremendamente objetivo en mi subjetividad.

Julio Mayol y Elena Escala al quite. Foto: TEDxSol
Julio Mayol y Elena Escala al quite. Foto: TEDxSol

En definitiva y como esperaba, TEDxSol nació con muchas buenas cosas, unas cuantas que mejorar y con la mejor de las ilusiones y mucho empuje de un equipo estupendo. En especial tengo que mencionar a mi buena compañera Elena Escala que casi se deja el pellejo en ello y que sufrió lo indecible ese día y a Julio Mayol quien ofició de maestro de ceremonias con buen oficio y magnífico temple.

3 thoughts on “TEDxSol, el final de la trilogía TEDx en Madrid

  • Alber

    Que buen articulo Ramón, en tu línea.
    Creo que es todo un lujo poder tener delante a Iván Mañero. Un Cirujano con un don en sus manos y una solidaridad envidiable, pocos en este país.
    Claro que es un placer leerte Ramón…ejejej
    Creo que sigo todos tus blogs, y eso que yo ni escalo.. por algo será,
    Muy buen trabajo.

    Responder
  • Elena

    Un sincero agradecimiento por esta crónica! Gracias a tu feedback y al de muchos otros amigos estamos viendo los puntos fuertes y débiles de TEDxSol y conseguiremos que este evento se convierta en un encuentro que sea gratificante, cercano y cómodo para todos, sin alejarnos del espíritu TED, cosa que no resulta fácil debido a nuestra falta de costumbre y a nuestra querencia a formatos tradicionales… principalmente en el ámbito científico. Bien sabes que intentaremos mejorar! Ya estamos trabajando en TEDxSol 2011!!

    Responder
  • Pingback: Tweets that mention TEDxSol, el final de la trilogía TEDx en Madrid › RAMÓN PUCHADES -- Topsy.com

Deja un comentario