Mi hijo lleva un par de días ejerciendo de experimento de nuevo marketing. Tiene 4 años y medio.

Ayer estuvo grabando el doblaje de una escena de ToyStory 3 con un amigo suyo y algunos otros niños. La agencia reunió a algunos niños para grabar los sonidos de de una escena en la que una multitud de niños ataca una pila de juguetes. Se lo pasó en grande gritando y además se llevó un juguete de regalo. Y, como no, la televisión estuvo grabando el evento para utilizarlo en el telediario. Bien por la agencia que hasta lo atrapó como excusa para generar Publicity.

Y el martes estuvo probando un nuevo producto de Isabel, unas albóndigas de atún que, al parecer, le gustaron mucho. El hecho es que InfluenZia.net convocó a algunos padres blogueros y tuiteros con hijos para invitarles a cenar en el centro de Madrid y darles a degustar un nuevo producto dirigido a los más pequeños. Kremaster, que asistió con su hija, de la misma edad que el mío, lo glosa mejor que yo.

Conservas Isabel va a lanzar en breve albóndigas de atún en salsa de tomate y ha invitado a un grupo de bloggers y tuiteros, junto con nuestros hijos, para que los niños probaran el producto. La idea era comprobar la reacción de los pequeños a unas albóndigas que a priori parecen de carne pero en realidad son de pescado. Un producto que, en palabras de la gente de Isabel que estaba en el acto, ayudará a que los niños coman más pescado. Leer post completo en kremaster.com

Deja un comentario