Tuve el placer, el jueves pasado, día 25 de junio, de estar en el acuario de Gijón exponiendo algunas ideas y algunas experiencias recogidas en estos años de desarrollo de proyectos en Internet y, especialmente, de comercios electrónicos.

Un momento de la presentación en el Acuario de Gijón. Foto: Luis Navarrete

 

No voy a contar aquí nada de la charla porque eso es algo propio del momento y porque he tenido la suerte de que otros hayan hecho, y muy bien, ese trabajo por mí.

La organización del evento me trató magníficamente y también trabajó muy bien la relación con los medios y como consecuencia de ello me entrevistaron dos veces en la Radio Televisión del Principado de Asturias. Primero muy brevemente a primera hora de la mañana, por teléfono, y luego, por la tarde, ya en el estudio, en un programa llamado La buena tarde.

Aquí se puede escuchar la entrevista en La buena tarde

Sin embargo, lo que me gustaría destacar fueron dos sensaciones dispares. Por un lado tenía la sensación de estar retrotraído a una época pasada (como de unos 5 años) en la que la gente seguía muy preocupada por el pago online y por saber si Internet afectaba por completo a su negocio o bastaba con mirar a otro sitio e ignorarlo.

Por otro lado, hacía tiempo que no tenía un público tan motivado y dispuesto a emprender negocios teniendo Internet en el eje principal de su estrategia. Incluso había gente cuya aproximación a la tecnología era tangencial, pero que tenían el firme propósito de que Internet fuera una componente importante en el ADN de su empresa o proyecto.

Y, además, la playa estaba magnífica, con sol por la mañana y con una preciosa tarde plomiza después de la tormenta.

2 thoughts on “Gijón y el comercio electrónico

  • Andrés

    Veo que te va bien, y me alegro. 😉 Abrazos, AM

    Responder
  • Lucia

    He visto tu conferencia, proyectada el 25 de marzo 2010 en el Centro SAT de el Franco, Asturias. Me ha servido para saber que tengo que ponerme en marcha, de tus consejos, me quedo con el de empezar cuanto antes. Saludos.

    Responder

Deja un comentario