Retomo la disquisición respecto de cual es concepto de mayor importancia en la compar por Internet.

El ahorro de tiempo

La primera pregunta que me hago sobre este tema es, ¿realmente nos preocupa tanto el tiempo? No me cabe duda que el tiempo es dinero y que todo el mundo quiere ahorrar tiempo. Pero quizá no sea un parámetro tan importante cuando hay tantas muestras de compra ineficaz y, sin embargo, de gran éxito:

  • La gente va de compras para pasar la tarde con la familia y amigos, incluso en muchas ocasiones sólo por el gusto de mirar escaparates.
  • Cerca de mi casa tengo un mercado que siempre está lleno y las tiendas de mi barrio también se abarrotan diariamiente. Si hablamos de ropa, la inversión en tiempo roza el exceso. Además triunfan los centros comerciales a los que, para llegar, hay que invertir gran cantidad de tiempo y también dinero (combustible, transporte público, parking, etc.).

No son argumentos defintivos porque, efectivamente, existe un componente lúdico en ese tipo de compra que en Internet no se da.

Sin embargo, si nos aventuráramos a comprar por Internet, comprobaríamos que prácticamente ningún proceso de compra es, lo que podríamos llamar, veloz. Al menos no las cinco primeras veces, hasta que tienes bien provista tu lista habitual de lo que realmente es lo que habitualmente compras y conoces lo bastante los sistemas de navegación y, sobre todo, la categorización subjetiva (siempre es subjevita) de los productos.

Así que, me inclino a pensar que tampoco  la velocidad es un parámetro relevante o, al menos, definitivo para lo que nos ocupa: buscar el verdadero elemento diferencial que hace que la gente compre por Internet.

2 thoughts on “La esencia de comprar en Internet (ii)

  • Andrés

    Ramón,

    yo lo tengo clarísimo: tiene sólo que ver con el viejo lema de internet “abhore intermediates” (aborrecer a los intermediarios).

    Y no se trata tanto del tiempo que se ocupe tratando con estos intermediarios, como de su “no razón de ser” en muchos casos…

    Aparte de la repercusión en el precio, los antiguos intermediarios lo que hacían es amargarnos el día sólo con tratarlos. O… ¿echas de menos comprar un billete de avión en una agencia? O… ¿pedirle el extracto al oficinista del banco?

    Date cuenta que, en los comercios que comentas (el mercado de tu barrio, siempre lleno) el intermediario,

    . a) suele ser amable, sino lo lleva claro
    . b) Su servicio es insustituible
    . c) hace que la compra sea más placentera.

    No imagino preguntar a un pescadero on.line que cuáles de los pescados de su página es el más fresco…

    Pues eso: la afirmación, habría que matizarla: ABHORE USELESS INTERMEDIATES.

    Saludos cordiales, Andrés

    Responder
  • rp

    Interesante reflexión, Andrés.

    Sin embargo creo que ese es un argumento más sólido para la venta directa (tipo Venca, Avon o Cristian Lay).

    Pero es una razón importante.

    Responder

Deja un comentario