En un proyecto en el que estamos trabajando el equipo de Big ha surgido una interesante discusión/reflexión al respecto de cual es el concepto que es más importante en Internet a la hora de comprar.

Es una pregunta muy difícil, especialmente si tenemos en cuenta lo poco que se compra en Internet, lo malas que son, en general, las tiendas online (especialmente en España) y toda la ingente prensa nefasta que ha minado el sector (algunas palabras asociadas a Internet son fraude, ganga o chollo, mal servicio, costes de envío, etc.).

El asunto del precio

En un primer análisis superficial, parece que todo el mundo piensa que las cosas en Internet son más baratas.

Realmente la inversión comercial en Internet puede tener un menor coste en uno o dos aspectos, pero no en la totalidad del proceso pues unas inversiones sustituyen a otras. Por ejemplo: si se monta una tienda de lencería erótica (sí que este ejemplo tiene muchos amigos), en el mundo offline un coste muy elevado vendrá dado por el local y en el mundo online un coste elevado vendrá dado por el desarrollo tecnológico. Dependiendo de lasCajero prestaciones y ubicación del local en un caso y de la funcionalidad de la aplicación en el otro, pueden ser partidas equiparables. Es algo evidente que es una cosa mejor comprar una braguita de caramelos en un local sugerente, con una estática cuidada y alejada de la pornografía y ubicada en el SOHO de tu ciudad, al igual que es una cosa mejor que la tienda online sea navegable, eficaz, estática y que tu envío llegue discreta y diligentemente a tu domicilio si compras las mismas braguitas de caramelos en Internet.

Así pues, parece que, desde el punto de vista de la empresa, Internet no tiene por qué suponer un coste menor y, por tanto, un precio de venta menor (especialmente si se incluye el envío en cálculo del precio del producto o servicio).

Por lo tanto lejos de pensar que un precio menor es un atributo esencial de Internet, mi impresión subjetiva es que un precio bajo es un atributo deseado por el usuario en cualquier medio y, como tal, lo intentan asociar a cualquier medio nuevo a su alcance. Pero es menos vital de lo que cabría pensar.

En definitiva, yo descartaría (y el equipo en el debate también lo descartó) el precio como razón, definición, motivo o esencia de la compra de Internet.

6 thoughts on “La esencia de comprar en Internet (i)

Deja un comentario